En este artículo quiero hablarte sobre el marketing emocional y como las nuevas tecnologías pueden ayudar a tu empresa a “enamorar” al consumidor para que acabe comprando tu producto. Cuando oyes hablar de tecnología, puedes pensar que se trata de simples máquinas que no son capaces de transmitir emociones. ¿Crees en esto último?. 

Sin ir mucho más lejos, estoy convencido de que la mayoría de las compras que los consumidores hacen a través de internet son emocionales.

¿Qué es el marketing emocional?

Para mi el marketing emocional es el que hace que el consumidor se motive a realizar alguna acción. Por lo que las empresas que más motiven a sus clientes, conseguirán que adquieran más o menos productos.

¿Cómo puedes motivar a tus clientes a que compren tu producto online?

CREAR UNA EMOCIÓN = MOTIVAR = ESTRATEGIA DE MARKETING

¿Has tenido alguna vez la sensación de ver una oferta en un momento oportuno y pensar que debes comprarla en ese momento? Esto es sin duda crear emociones, es cierto que jugar con las ofertas y los descuentos es la forma más fácil quizás de jugar con las emociones de los consumidores. Para explicarlo con un ejemplo real me quiero remontar al pasado mes de Noviembre, concretamente la última semana del mes, donde tuvo lugar el Black Friday, un día que en España no brilla por las ofertas, porque desde luego no es que fueran muy buenas, pero si por crear emociones motivando al cliente a comprar en el momento.

Durante la tarde del pasado viernes 25 de Noviembre, estuve visitando varias webs para buscar ofertas interesantes, entré en Amazon, y vi algo que aunque se suele ver en otras páginas webs me pareció buena idea comentarlo en un post. En la siguiente foto verás lo mismo que vi yo:

Amazon-marketing

Jugar con el tiempo, es uno de los factores más emocionales y motivadores para que el cliente adquiera un producto lo antes posible, creándole “pánico” incluso al pensar que puede perder la oferta por esperar unas horas. Amazon durante el día del Black Friday supo sacarle partido y bajo los productos que estaban en oferta se podía ver el tiempo restante para que el descuento llegara a su fin.

Marketing-time

Otros ejemplos de marketing emocional

Otro ejemplo sería en el sector del turismo, concretamente durante el proceso de reserva de los hoteles, donde tanto los precios, ofertas y experiencia del usuario está totalmente condicionada por factores emocionales para que los clientes compren o reserven el producto lo antes posible.

En el siguiente ejemplo es de la web de Booking, durante el tiempo en el que estoy escribiendo este post he hecho una búsqueda en Google de hoteles en Sevilla para compartir contigo los diferentes impactos con el objetivo de que reserve lo antes posible. ¿Qué variable están atacando? ¡El tiempo! Me envían continuos avisos para que reserve cuanto antes.

¿Cuántos impactos emocionales puedes ver en la siguiente captura de pantalla?

marketing-emocional-ventas

En un solo producto o habitación a través de Booking, el cliente ha recibido a simple vista los siguientes impactos publicitarios para motivarle a comprar ahora:

  • Muy solicitado.
  • Ya se ha reservado 9 veces.
  • Última reserva hace 13 minutos.
  • ¡-62% Hoy!
  • Reserva ahora y paga en el alojamiento.
  • Precios interesantes durante las fechas indicadas.

Un último ejemplo y que me ha funcionado a mi personalmente ha sido el que utilizábamos en los webinars, durante el lanzamiento de mi último ebook sobre Google Analytics, quise regalarle 24 horas antes del lanzamiento el ebook a las personas que se suscribieran a mi newsletter consiguiendo, con esta práctica conseguí un gran número de suscriptores que un día antes del lanzamiento del ebook pudieron recibirlo. Como ves se trataba de un producto que era totalmente gratis, pero los consumidores, y yo me incluyo, somos impacientes y sobre todo cuando se trata de Internet, por lo que las emociones cuentan y mucho.

Álvaro Mariscal Google Analytics

por lo tanto, el marketing emocional es sencillamente generar emociones ante los potenciales clientes de tu producto para que en el menor tiempo posible sea capaz de adquirir tu producto, o dicho de otra forma, que tu posible cliente se convierta en cliente con el coste más “económico posible”. ¿Por qué digo esto? Porque el tiempo vale dinero, y para una empresa mucho más. Cuanto más alarguemos el tiempo del “carrito” de compra de tu cliente más difícil será cerrar la venta, por lo que tu marca debe ser capaz de enamorar al cliente para que compre tu producto lo antes posible y lo más importante, que cuando necesite tu producto, vuelva a tu empresa a por más.

¿Qué estrategias utilizas para enamorar a tu cliente? ¿Quieres compartir conmigo alguna estrategia de marketing emocional?

Pin It on Pinterest

Share This